BRITA hidratación personal mujer bebiendo

¿Cuánta agua debes beber al día?

Tus necesidades personales de hidratación

BRITA hidratación personal vaso de agua

A menudo oímos sobre la importancia de mantenerse hidratado. A veces es un consejo que nos dan, pero otras es nuestra propia voz interior quien lo dice. Beber agua es esencial para la vida. Te contamos por qué y cuánta necesitas.

Junto con el oxígeno, el agua es la base de la vida. Entre un 50 y un 70 % del cuerpo humano se compone de agua.

Tus necesidades de hidratación: ¿Por qué es tan importante el agua?

Beber la cantidad suficiente de agua ayuda al cuerpo a realizar sus funciones. Las vitaminas, carbohidratos y proteínas se disuelven correctamente; las reacciones enzimáticas ocurren sin problemas; y los nutrientes esenciales penetran en las células mientras que las toxinas se quedan fuera. Se refuerza el sistema inmunológico, la piel se ilumina y sentimos un bienestar general. La capacidad del cuerpo para regular su temperatura, ganar músculo y quemar grasa también depende del consumo de agua.

Entonces, ¿cuánta agua debes beber al día? Un adulto pierde en promedio entre 1,5 y 2 litros de agua al día al respirar, realizar la digestión y sudar, incluso durante periodos de inactividad. Esos 1,5 o 2 litros de agua deben reponerse. Los atletas y los habitantes de climas cálidos necesitan consumir una cantidad aún mayor de agua para mantenerse hidratados.

En los adultos, niños y ancianos, la edad, el peso y el estilo de vida influyen en la cantidad de agua que se debe beber. Tanto estando sano como enfermo, la dieta tiene también un papel fundamental. Por ejemplo, los vegetarianos y quienes consumen grandes cantidades de fruta y verdura cubren una gran parte de sus necesidades de agua a través de los alimentos que ingieren.

BRITA hidratación personal mujer yoga en el parque

Todo proviene del agua y todo vuelve al agua. - Tales de Mileto, filósofo griego, 625-547 antes de Cristo

¿Cuánta agua debo beber al día?

Un adulto sano necesita unos 35 ml de agua al día por kilo de peso. Es la recomendación general de los organismos científicos. Una persona de 50 kg necesita 1,7 litros; una de 60 kg, 2,1 litros; una de 70 kg, 2,4 litros; y una de 80 kg, 2,8 litros. Como norma general, a mayor peso corporal mayor cantidad de agua.

¿Crees que es malo beber demasiada agua? Beber agua en exceso es tan negativo como no beber la suficiente. La cantidad diaria recomendada corresponde a la cantidad que tus riñones y tu corazón pueden procesar.

La cantidad de agua que se debe beber también depende de la edad, la dieta, el nivel de actividad y el clima. Un niño inquieto que pasa la tarde en el parque sin parar necesita más agua que uno más tranquilo que pase el rato jugando con su imaginación. Con todo, la recomendación para un niño sano es de alrededor de 1,1 litros al día, independiente de que tenga sed o no.

Los ancianos perciben menos la sed y, en general, beben menos. Las consecuencias van desde problemas cardiovasculares hasta la debilidad del sistema inmunológico. Lo ideal es que beban 1,5 litros de agua diarios para evitar la deshidratación y sus funestas consecuencias.

Beber correctamente

BRITA hidratación personal mujer bebiendo agua
  • Empieza el día bebiendo un vaso de agua: te refresca, te aporta las reservas agotadas por la noche y purifica tu organismo.
  • Bebe tu primer litro durante la mañana.
  • Ten una botella de agua en tu mesa o al alcance de la mano.
  • Utiliza una botella grande como referencia de tu límite diario.
  • Bebe un vaso de agua con cada comida.
  • Lleva agua siempre contigo.
  • Además de beber agua, sigue una dieta rica en frutas y verduras frescas.
  • Añade frutos rojos, limón o hierbas aromáticas para un toque especial.
  • Bebe un vaso de agua junto con el café o los refrescos.
  • Hidrátate durante la actividad física.

¿Qué debemos beber?

La respuesta es fácil: agua, agua y más agua. Lo ideal es que sea agua de excelente sabor sin aditivos. Los refrescos de limón, cola, etc., y los zumos contienen azúcar, potenciadores del sabor y aromatizantes que el cuerpo debe procesar antes de asimilar. Además, la acidez y los fosfatos de las bebidas dulces aumentan la necesidad de agua.